¿Por qué desprecian a Romeo Santos en los Grammy Latinos?

0
1627

romeo-santos-2015-meredith-jenks-billboard-04-650

Por Víctor Sánchez Rincones

Aunque es pedante y ególatra no hay que desconocer que Romeo Santos es un artista avasallador, que llena escenarios, que vende millones de copias, que suena hasta en la ducha y que su imagen se ve hasta en la sopa. Pero tiene un “problema” y es que es despreciado por la Academia de la Música Latina. No soportan sus temas y parece ser que desprecian su figura y, más aún, cuando a través de una canción -a los miembros de tan “prestigiosa institución”-el bachatero los mandó a la mierda. Hablando un día con un miembro de la Academia me contó que él siempre vota por Romeo Santos, pero lo que no entiende es el por qué nunca lo nominan si sus canciones están bien construidas, tienen el elemento del éxito y gustan al público. También me contaba que viendo el panorama musical los que hoy son nominados “no le llegan al bachatero ni a la suela de los zapatos”.
“No es que los quiera despreciar, insistía, pero lo que se escucha en la radio es basura comparado con las canciones de Romeo”.

En una época pasó lo mismo con Maná, también con Ricardo Arjona y muchos cantantes que le plantaron cara a los “señores de los Grammy” por no tenerlos nunca en cuenta y despreciarlos una y otra vez.

Para nadie es un secreto que detrás de los Grammy hay un entremado de intereses manejado por un grupo de poderosos de la industria musical que saben que llevar a un artista a esa instancia es asegurar millones de dólares. Hecho que no ocurre con Romeo, quien es millonario, pero no poderoso en un negocio en el que los egos también se palpan y son el pan nuestro de cada día.

Mi análisis al respecto es que no se le puede seguir dando la espalda a un artista que con méritos propios merece no un Grammy, sino muchos. Si la Academia sigue ignorando a Romeo Santos cada año dicha institución demostrará al mundo que no es un certamen transparente, sino todo lo contrario, una dictadura incapaz de gobernar con independencia y democracia.

DEJA UN COMENTARIO

No hay comentarios

Dejar respuesta