Leiva regresa este 28 de enero con ‘Pólvora’, un álbum increíble

0
173

Leiva Pólvora

  • Su carta de presentación es ‘ Terriblemente cruel’, un tema que empieza a ocupar los primero lugares de popularidad en España.

La pólvora es peligrosa, una vez prendida, avanza hasta alcanzar su objetivo: hacer volar todo por los aires. Así sucede en este segundo trabajo de Leiva, esa reacción: desde el momento en que empieza la primera canción del disco, la cosa ya no se detiene, no hay quien lo pare.

Atrás queda el largo camino que recorrió Diciembre, que supuso el debut de Leiva en solitario, con una gira larguísima y unas críticas unánimemente positivas. Un trabajo, aquel Diciembre, que estuvo en la lista de los 50 discos más vendidos del 2012, según Promusicae, y que recibió parabienes oficiales (disco nacional del año según iTunes, Premio Rolling Stone al mejor disco del año, nominado a dos premios Grammy Latinos, etc).

Leiva sabe que con Pólvora da un paso de gigante en su carrera musical, que este no es un simple escalón más. Y no ha sido la casualidad la culpable de esta maduración, ni mucho menos, tendríamos que hablar de trabajo, de esfuerzo, de concentración, incluso fijación. Desde hace años Leiva busca la fórmula, ese Santo Grial que permite, al que lo posee, crear canciones que permanecerán vivas hasta la eternidad en la memoria popular. Pólvora no es el siguiente disco de Leiva en solitario, es un capítulo fundamental en su carrera.

Pólvora es un disco cómplice y cercano (“Palomas”), que engatusa al usarlo (“Del hueso una flor”), es rock elegante y rotundo (“Los cantantes”), pop rock de alta costura (“Terriblemente cruel”), sin arreglos sintéticos, sin tejidos artificiales (“Pólvora”), sincero (“Vértigo”).

Son canciones que se arrojan, desde sus letras, a dudas cotidianas que surgen del corazón (“Afuera en la ciudad”), a decisiones que impone el cerebro (“Cerca”), a cambios y evoluciones que no tienen explicación (“Mirada perdida”), tan solo, una descripción… y para eso, Leiva está muy capacitado.

Las melodías son las que marcan los surcos más notables de este disco, melodías irresistibles que trepan entre suculentos riffs de guitarras, emocionales melodías que sobrevuelan medios tiempos arrebatadores, melodías que transformas estribillos en placeres celestiales…melodías, ese es el secreto que hace de este disco algo inflamable.

Leiva ha querido variar su manera habitual de trabajar para este segundo disco en solitario, añadir nuevos elementos, alterar el guión de su fórmula magistral. Por ejemplo, esta vez ha optado por grabar en directo, todos a la vez en la misma sala (algo que no hacía desde el segundo disco de Pereza).

Otro detalle vital a señalar en este trabajo es que hacía años que Leiva no delegaba la responsabilidad de la producción en alguien, y en Pólvora ha confiado en el productor Carlos Raya (Fito Cabrales, M-Clan o Quique González) para trabajar mano a mano con él, algo que desde hacía tiempo buscaba, tanto por su perspectiva total de la música, como por su larga experiencia como productor, además de, por supuesto, su excelencia como guitarrista.

DEJA UN COMENTARIO

No hay comentarios

Dejar respuesta