Kevin Flórez también quiere conquistar España con su champeta urbana

0
374

Kevin Florez

  • Hip hop, dancehall, reggae, ritmos africanos y champeta.  Estos son los ingredientes de la champeta urbana, también llamada “champú”, un nuevo subgénero musical que ya es un éxito en toda Colombia gracias a este talentoso artista.

Kevin Flórez Rodríguez comenzó a hacer beat box desde muy niño en su natal Cartagena, donde comenzaban a llamarle “Kevin rap”, luego al recibir cierto reconocimiento en el mundo del hip hop colombiano, también se le conoció como el “Niño del rap”.

Con solo 5 años de edad hizo su primera actuación en público; ésta se llevó a cabo en un prestigioso hotel de su ciudad. A los 10 años ya empezaba a proyectarse como rapero y a participar en distintos eventos adquiriendo a la vez experiencia en el escenario.

En el año 2001 se enfrentó a su primer gran reto, presentarse en la Plaza de Toros Cartagena de Indias, frente a más de 2.000 asistentes, donde fue telonero del grupo revelación del momento, “escarcha”, proyecto que nació en el reality del canal caracol “pop Stars”.

Pero fue en el 2004 cuando hizo su entrada triunfal a la escena musical tras ser invitado a abrir el show de los artistas internacionales Sean Paul y Don Omar, concierto que también tuvo lugar en el mismo escenario.

Kevin ha tenido la oportunidad de hacer varios featurings con artistas y productores musicales tales como Julio César Meza, Big Yamo, Goodfellaz, Dj Zafa (República Dominicana) Dj Dever y Dj Vancho, entre otros.

En El 2009 ya con su mayoría de edad, Kevin Flórez decide radicarse en la Bogotá para de esa manera expandir su carrera musical ya establecida en la región Caribe y proyectarse a nivel nacional e internacional.

Kevin Flórez busca “llevar la champeta a otro nivel”. El Hip hop, dancehall, reggae, ritmos africanos y champeta, son los ingredientes de la champeta urbana, también llamada “champú”, un nuevo subgénero musical que ya es éxito en toda Colombia.

En 2009, canciones como ‘Dame tu amor’, ‘Negra’ o ‘Hierba mala’ fueron las iniciadoras del género al que Kevin llegó por  casualidad.

“Yo en realidad hacía más rap y dancehall, pero en el estudio de grabación se me ocurrió meterle champeta a ver qué pasaba, sin pensar que fuera a pegar”.

En el 2013 Kevin ha subido como la espuma de una buena cerveza y se ha mantenido. Con la canción ‘La invité a bailar’  ha roto todos los esquemas de sintonía.

Toda la prensa colombiana habla de este artista a nivel de radio, televisión y escrita. Los canales privados de la televisión lo buscan para presentarlo en sus programas de farándula y algunos han tomado la canción como su fondo musical.

Ahora el artista está tras la búsqueda de nuevos mercados y España es su próxima conquista. «Deseo expandir mis canciones a otros países, a otros continentes. Mi propuesta musical es universal y si en Colombia está pegada, también puede que guste en España. Esperemos que este 2104 pueda cruzar el charco», declaró este joven cantante a ‘El poder de tu música’.

DEJA UN COMENTARIO

No hay comentarios

Dejar respuesta