En el concierto de Romeo Santos en Toledo no hubo una tragedia porque “Dios es grande”

0
814

Romeo Santos, Toledo, España

Exceso de aforo, reclamaciones por doquier, personas con hipotermia, un escenario deplorable, una pista de arena que se convirtió en un pantano, fueron algunas de las miles de quejas que se escucharon después del concierto de Romeo Santos en Toledo. Noticia relacionada: Tenemos la imágenes que los organizadores del concierto de Romeo Santos no quieren que se vean.

Las autoridades que para estos casos son muy estrictas en esta oportunidad hicieron oídos sordos y permitieron que los organizadores hicieran con el público lo que les dio la gana. “No se originó una tragedia porque Dios es grande”, declaró un periodista que asistió al evento. Noticia relacionada: El desastroso concierto de Romeo Santos en Toledo tiene indignado a sus seguidores.

Otro episodio negativo que marcó este concierto fue el barro. Las cientos de personas que pagaron más de 200 euros por una entrada VIP tuvieron que vivir una odisea con el lodo, el cual les llegaba hasta los tobillos. Las mujeres que fueron preparadas para lucir sus mejores galas salieron de ahí destrozadas y con su vestuario casi inservible.

Pero eso no es todo: el escenario mostraba desperfectos y los cables de electricidad se observaban sin ninguna protección, lo que pudo haber ocasionado una tragedia mayúscula.

También se originaron peleas, hasta el punto que el bachatero tuvo que parar su actuación para decir “paz por favor”.

De acuerdo con el periódico ABC, la actuación de Romeo Santos bajo una torrencial lluvia provocó que varias personas fueran atendidas de hipotermias por el personal de Protección Civil de Toledo, Torrijos y Huecas, que les proporcionaron ropa y mantas hasta que sus ropas se secaron gracias a un calefactor de los propios voluntarios.

Al menos en el caso de una chica fue necesario su traslado al hospital Virgen de la Salud de Toledo. “La gente salía blanca del concierto debido a la lluvia, al frío y a la humedad”, reconoció a ABC un voluntario.

Además, hubo un conato de avalancha en el tendido 4 y una mujer fue atendida de una crisis de ansiedad. Su novio, que se identificó como agregado de la Embajada de Venezuela en España, dijo que presentaría una denuncia contra la organización, que repartió gratis, en un principio 400 chubasqueros, pero que después vendían a 5 euros.

Hubo personas que se quejaron de que se agotaron las hojas de reclamaciones, de la falta de información y de no poder subir al tendido por exceso de aforo, a pesar de tener entrada.

El concierto se celebró con un notable despligue policial. La Policía Local levantó varias actas por irregularidades.

DEJA UN COMENTARIO

No hay comentarios

Dejar respuesta