El ‘serrucho’ se baila hasta en China y así lo ha publicado el diario Marca

0
352

El serrucho se baila hasta en la China

  • Los futbolistas Giovanni Moreno y Luis Carlos Ruiz celebraron un gol de su equipo el Shanghai Shenhua bailando la canción que está de moda en muchos países de Latinoamérica. El ritmo pegadizo de Mr. Black ha llegado a la nación asiática y, sin duda alguna, muchos van a ‘serruchar’ hasta en la Muralla.
Por Víctor Sánchez Rincones
Semana tras semana Mr. Black con su exitoso ‘Serrucho’ llena discotecas, palacios de deportes, centros comerciales y asiste como una verdadera estrella a programas de televisión, en su Colombia natal.

A España, este tema que causa furor y que es todo un fenómeno de masas en el país cafetero, ha llegado de la mano de Music Hit Factory, sello comandado por David López Cendros, visionario empresario de la música, quien es considerado como “el gurú” del género urbano en Europa, y Andrés Alcaraz, director general de la compañía, y reconocido autor partícipe de canciones de Il Divo, Sergio Dalma, Malu, Yahir, Edurne, Soraya y Angy, entre otros.

Y es que es tanto el poder de seducción de el ‘serrucho’ que actores,  deportistas como Carlos ‘El Pibe’ Valderrama, políticos y empresarios, han sido captados bailando o siguiendo las estrofas de este exótico y rítmico tema que cada vez más cobra notoriedad en otras latitudes.

Ahora el turno ha sido para China, donde dos de sus estrellas de la liga de fútbol, de origen colombiano, han celebrado un gol bailando el ‘serrucho’. Y es que esta canción original de danzar contagioso tampoco ha pasado desapercibido en Europa donde varios han sido los medios de comunicación que así lo han reflejado, como el diario Marca de España.

¿Qué es la champeta?

Es un ritmo contemporáneo que nació en el municipio de Palenque de San Basilio y se extendió a las barriadas populares de la ciudad de Cartagena de Indias.

Es una adaptación de ritmos africanos (soukous, highlife, mbquanga y juju) con vibraciones antillanas (rap-raggareggae, compás haitiano, zouk, soca y calipso) e influencias de la música afrocolombiana (bullerengue, mapalé, zambapalo y chalupa).

Esta fusión de ritmos configuró una nueva cultura musical urbana en el contexto caribeño, que se consolidó en las barriadas cartageneras más humildes a mediados de los años ochenta.

En sus inicios la champeta se difundió a través de los enormes y potentes equipos de sonido denominados pick-up (picós) que sonaban en las verbenas o casetas.

Se caracteriza porque la base rítmica prevalece sobre las líneas melódicas y armónicas, convirtiéndola en una expresión musical bailable en la que predominan una fuerza y una plasticidad desbordantes. Los instrumentos empleados en la ejecución de este alegre y contagioso ritmo son la voz, la batería, las guitarras eléctricas, el bajo, las congas y el sintetizador, que añade efectos rítmicos.

Con un lenguaje popular y lleno de inventivas los champeteros cantan sus vivencias. Las letras, sobrepuestas a pistas africanas o con música original, evidencian la actitud contestataria de los sectores afrocartageneros discriminados, que arremeten contra la exclusión social y económica o cuentan sus sueños de cambio y progreso.

DEJA UN COMENTARIO

No hay comentarios

Dejar respuesta