El problemático escote de Beyoncé

0
239

Jay Z sigue enfocando sus esfuerzos en uno de sus últimos proyectos: Tidal, el servicio musical que rivaliza con Spotify. Lo último ha sido organizar un concierto benéfico en Nueva York en el que tanto él como su mujer, Beyoncé, se subieron al escenario para actuar.

Y si hay que dar publicidad al evento, nada como que la diva pase por el photo call con un modelito llamativo. Nos tiene más que acostumbrados a sus escotazos, y en esta ocasión, no iba a ser menos. Eligió un modelo marsala de Philipp Plein que le produjo algún que otro inconveniente.

En un momento dado de su paseo por la alfombra roja, una asistente suya pensó que el vestido y, sobre todo el escote, le iba a jugar una mala pasada por lo que se acercó a colocar la tela algo que pareció no hacerle gracia. Con un cortante “para” la echó de su lado, eso sí, sin dejar de sonreír en ningún momento. Lo mejor es que alguien lo grabó con su móvil para dejar constancia de que no todo el mundo puede tocar el escote de Bey.

Pero, lo importante es que se ha hablado de Tidal y no precisamente por su faceta musical. Eso sí, hubo sorpresas. Nicki Minaj y Beyoncé interpretaron juntas Feeling myself. Queen B también compartió canción con su marido, dejó claro que Holy Grail era la canción que más les gustaba cantar juntos y al finalizar se dieron un gran beso, ¿alguien habló de crisis?

DEJA UN COMENTARIO

No hay comentarios

Dejar respuesta