El ganador de cuatro Óscar, Alejandro Gonález Iñárritu, pidió un mejor gobierno para su país

0
442

«Ruego porque podamos encontrar y tener el gobierno que merecemos». Así fue como, con un breve pero poderoso discurso en el que abogó por un mejor gobierno en México y un trato digno a los inmigrantes en Estados Unidos, Alejandro Gonález Iñárritu subió al escenario para recibir su cuarto premio de la noche en la gala de los Oscar.

«A mis compañero mexicanos, rezo porque podamos conseguir el gobierno que nos merecemos, y a los que están en este país, rezo por que les traten igual de bien que a aquellos que vinieron antes y construyeron esta increíble nación de inmigrantes», declaró el mexicano.

El cineasta mexicano se consagró como el gran triunfador de la 87 edición de los Óscar, en la que su filme «Birdman» se alzó con cuatro estatuillas: película, director, guión original y fotografía.

Se trata de la primera estatuilla como realizador que consigue el mexicano Iñárritu, quien toma el relevo a su compatriota Alfonso Cuarón que ganó ese mismo trofeo en 2014 por dirigir «Gravity», y su segundo Óscar de la noche tras imponerse en la categoría de mejor guión original.

«Esto es una locura, y hablando de ese capullo llamado ego, para que alguien gane, alguien tiene que perder y la paradoja es que el verdadero arte, esa verdadera expresión individual no puede ser comparada ni derrotada, porque nuestro trabajo solo será juzgado por el tiempo», dijo el cineasta.
Iñárritu bromeó sobre la suerte que le trajo la ropa interior de Michael Keaton que llevaba puesta, aunque apestara.

El realizador tuvo palabras de afecto para el equipo de la película, en especial para Emmanuel Lubezki, a quien declaró su amor -«Chivo eres el artista de nuestra generación»- y envió en español un saludo a sus «compatriotas mexicanos».

La de Iñarritu ha sido una hitoria de trabajo, lucha y sobretodo de preseverancia: había estado nominado al Oscar de dirección en 2007 gracias a su éxito ‘Babel’, pero en aquella ocasión la estatuilla dorada fue a las manos de Martin Scorsese por ‘The Departed’.

Pero esa no fue la única estatuilla de la noche para ‘Birdman’. Un año después de alzarse con la victoria en esa misma categoría por su trabajo en ‘Gravity’, de Alfonso Cuarón, Emmanuel Lubezki volvió a repetir su fórmula y esta noche hizo historia al convertirse en el primer mexicano en obtener dos premios Oscar.

‘An the Oscar goes to… Chivo’, Así fue como la actriz Jessica Chastain anunció el triunfo del mexicano Lubezki, quien fue galardonado con el premio Oscar a la mejor fotografía por su trabajo en ‘Birdman’.

«Esto es extraordinario», dijo Lubezki sobre el escenario del Teatro Dolby. «Gracias a la Academia por este fantástico honor que quiero compartir con el equipo y el reparto de la película. Sobre todo quiero dedicarlo a mi amigo Alejandro González Iñárritu, un director extraordinario, por su curiosidad, pasión y amistad», añadió.

La estatuilla dorada se la entregó la actriz Jessica Chastain, que al abrir el sobre pronunció el apodo de Lubezki («Chivo»).

Anteriormente, este artista mexicano había optado al premio por «La princesita», «Sleepy Hollow», «El nuevo mundo», «Hijos de los hombres» y «El árbol de la vida».

En la categoría competía con Robert Yeoman, ‘The Grand Budapest Hotel’; Lukasz Zal y Ryszard Lenczewski, ‘Ida’; Dick Pope ‘Mr. Turner’ y Roger Deakins ‘Invictus’.

DEJA UN COMENTARIO

No hay comentarios

Dejar respuesta