Carlos Vives no se queda callado ante artículo de La Silla Vacía

0
372

Carlos Vives fue el rey indiscutible del Carnaval de Barranquilla

‘Me sorprende que a La Silla Vacía le cause suspicacia que yo, en el momento más importante de mi carrera, venga a mi tierra a dar una mano y que termine endosándome alegremente un adjetivo político, al decir que apoyo el “caicedismo”.

Como ciudadano, lo cual sería un deber de todos, apoyo los esfuerzos de la Alcaldía de mi ciudad. A propósito, cuando me llamó el Alcalde por primera vez a pedirme apoyo para las Fiestas del Mar, no miré partido ni apellidos, si no a los miles y miles de samarios que se merecen unas fiestas que rescaten su identidad.

Pero bueno, podríamos decir entonces que también apoyo el “findeterismo”, porque Findeter es uno de nuestros aliados más importantes; el “BIDismo”, porque el BID apoya con entusiasmo nuestra iniciativa; el “santa marta vitalismo”, porque articulamos ideas con Santa Marta Vital; el “cámara comercismo”; el “sociedad portuarismo”; el “Pescaiterismo”, porque el barrio Pescaíto está entre mis prioridades; y hasta el “gobernacionismo”, porque también buscamos mucho apoyo de la Gobernación del Magdalena para nuestra idea de rescatar La Perla.

Y, así, faltarían muchos “ismos”, resumidos en nuestra iniciativa de Tras La Perla, que representan a todos los que quieren trabajar honestamente por la ciudad, vengan de donde vengan. Pero la periodista, autora del artículo en La Silla Vacía, parece resumir nuestro esfuerzo como si fuera un salvavidas para la Alcaldía de Carlos Caicedo. Yo pienso que todos los samarios, incluyendo a nuestro Alcalde, tenemos nuestro salvavidas y ese debe ser para la ciudad.

Al igual que miles y miles de samarios, estamos muy agradecidos con la administración por haber saneado las finanzas de Santa Marta y por permitir que hoy la ciudad tenga fondos para enfrentar muchas de sus necesidades; por trabajar en lugares y barrios donde no había llegado la institucionalidad y por incluir a doscientos cincuenta mil nuevos samarios que hay hoy producto del desplazamiento forzado.

Y, sí, ojalá que el nuevo alcalde sea continuista, pero continuista de las buenas cosas que haya tenido no solo esta, sino todas las administraciones anteriores. Porque ese ha sido un problema en nuestra ciudad: estamos acostumbrados a no terminar lo que empezamos, pues los egos políticos no nos permiten reconocer las virtudes de los otros y construir a partir de ellas.

Créanme que se oye muy bien eso del “proyecto político de Carlos Vives”, porque la palabra “política” viene del griego polis (ciudad), y se refiere al ejercicio de la ciudadanía, que es lo que hacemos en Tras La Perla. Esta iniciativa es la que me permite, a mí y a mi equipo, trabajar por Santa Marta y, como artista, motivar a mis conciudadanos. Entendido de esta manera, trabajando al 100% por mi gente y por mi ciudad, Tras La Perla será un ejercicio político muy gratificante. Pero en la lógica de la “política” de candidaturas y cálculos electorales, ahí les dejo la silla vacía.

DEJA UN COMENTARIO

No hay comentarios

Dejar respuesta